Mayor potencia con el turbocompresor

Recordad aquellos tiempos en los que un auto diesel no podía ser comparado en cuanto a potencia con un motor a nafta (gasolina). Sin duda las cosas han cambiado mucho en los ultimos años y la tecnología de sobrealimentación en motores diesel ha avanzado drásticamente.

Básicamente la sobrealimentación consisten en brindar un mejor caudal de oxígeno para una combustión más eficiente, dicho de otra forma a más combustible y oxígeno mayor será la potencia del motor diesel, un turbocompresor puede elevar la potencia del motor en más de un 30%.

El turbocompresor se alimenta de la energía de los gases de escape y está constituído por un contenedor que contiene un mecanismo giratorio, el eje y rueda de turbina, la rueda de compresor, cojinetes, etc.

Su arquitectura básica está compuesta por la presencia de la rueda de la turbina en el extremo del eje de la misma y la rueda de compresor situada en el otro extremo, apoyado todos estos en dos cojinetes sujetados por aros de resorte.

Su funcionamiento es bastante sencillo, cuando el motor esta en funcionamiento los gases de escape entran al habitáculo de la turbina con la forma de un anillo en espiral que acelera su pasaje, haciendo girar ésta para luego despedir estos gases a las atmósfera, a su vez, la rueda del compresor en el otro extremo del eje gira cuando gira la turbina tomando aire de la atmósfera y enviándolo de forma comprimida al soplador del motor diesel.

Cuando varía el regímen del motor también varia el régimen de funcionamiento del turbocompresor, haciendo los mismo gases que el sistema envíe más aire comprimiedo cuanto mayor sea el requerimiento de la marcha del motor.

Debemos advertir que existen dos tipos de turbocompresores, el turbocompresor de empuje usar en la industria automotriz y el turbocompresor de presión constante que posee una aceleración mucho menor tiene aplicaciones orientadas a motores de mayor tamaño, como los usados en al industria marítima.

En el primero requiere el llamado colector de escape, cuya finalidad es conducir los impulsos del escape a la turbina del compresor con conductos individuales, impidiendo la interferencia resultante de los gases que vienen de diferentes cilindros, encontrándose además en algunos sistemas dos cámaras para la división de los gases.

Los turbocompresores de presion constante los gases de los cilindros van hacia un mismo sector en el cual los impulsos son cancelados permitiendo el flujo y entrada de aire a al turbina a una presión uniforme y constante.






Informacion legal | Desktop